Hay miles (¿millones?) de posts y consejos sobre como mejorar tu productividad. Algún día hablaremos en detalle de los que yo uso (conmigo y con mi equipo). Hoy prefiero recoger algunos de mis consejos poco habituales para mejorar de forma considerable vuestra productividad.

Aprende mecanografía

En mi época (sí, ya sé, esto me hace parecer un señor de una respetable edad), mucha gente aprendía mecanografía: el arte de escribir rápidamente a máquina. Ahora no está de moda pero seguimos escribiendo con el teclado. De hecho, más que antes (¿cuando fue la última vez que escribiste más de dos líneas a mano?). ¿Te imaginas como de productivo serías si en lugar de escribir con dos dedos utilizaras los diez?

Aprender mecanografía no es divertido (te lo digo yo que me pasé un verano entero tomando clases cada día) pero pocas cosas te harán ser más productivo que escribir rápidamente sin errores. Puede que dentro de un tiempo, el reconocimiento de vos esté tan extendido que no hará falta escribir pero mientras llegue es momento la segunda mejor opción es escribir lo más rápido posible. Empieza ya con alguno de los muchos cursos online.

Ten un hijo

Tener un hijo incrementa muchísimo tu productividad. En general, cualquier evento “externo” que te complique la vida te hará descubrir tus capacidades “ocultas” para conseguir ser mucho más productivo. Con un niño en casa vives en un estado de incertidumbre total. En cualquier momento se puede despertar con lo que te toca aprovechar al máximo cada minuto de tu tiempo. Nada de perder el tiempo con distracciones.

Pero no sólo por eso eres más productivo. También lo eres más por la motivación extra que te da. Ya no trabajas sólo para tu sino también para él, para darle el mejor futuro posible. No me diréis que eso no es un buen “boost” a vuestra motivación.

Escucha a doble velocidad

Una de las mejores maneras de aprovechar el tiempo de viaje al trabajo es escuchar podcasts o audiolibros. Una de las opciones de todo reproductor de audio es la velocidad de reproducción. Prueba a ponerla a 1.5x (es decir, pide que el fichero se reproduzca un 50% más rápido de lo habitual). ¿A qué lo entiendes igual?. Prueba ahora con 2x (doble de la velocidad habitual). Espera unos minutos, una vez que tu oído y cerebro se acostumbren verás que también lo entiendes perfectamente .

Con este simple truquillo podrás escuchar dos veces más podcasts / libros de lo que hacías antes. Ah, y lo mismo puedes hacer con los vídeos, ya dependiendo de si la parte visual del vídeo es importante para ti o no.

Mira las series en Wikipedia

¿Te pasas el día deseando que llegue el momento de mirar el próximo capítulo de tu serie favorita? Sigue con ella. Pero si ya estás medio aburrido y la vas mirando sólo para saber qué pasa al final, hay una opción mejor. Ve a la wikipedia y lee directamente el resumen de los capítulos que te faltan por ver. En cinco minutos conocerás el argumento y te habrás ahorrado horas de tedio delante la tele.

Y vosotros, ¿algún otro consejo “rarillo” para mejorar vuestra productividad?

 

Únete a la comunidad Familia Sana. ¿Te animas a vivir mejor?

Únete a la comunidad Familia Sana. ¿Te animas a vivir mejor?

Bienvenido, ya eres uno de los nuestros!

Pin It on Pinterest

Share This