Ya hace un tiempo que hay un cierto consenso en considerar el azúcar, y no la grasa, como el enemigo número uno de la nutrición. Aún así, la grasa sigue siendo mal vista (claro está, con la excepción de los que siguen una dieta keto).

Sigue habiendo la creencia de qué comer grasa engorda. Comer grasa no engorda, lo que engorda es comer más calorías de las que quemas, vengan de donde vengan esas calorías. O sea que si tu objetivo es perder peso, mucho mejor comer menos que obsesionarte en eliminar la grasa de tu dieta. Como reporta este metaestudio en Examine.com

Las dietas bajas en carbohidratos y las dietas bajas en grasas producen resultados similares de pérdida de peso. Sus resultados en pruebas clínicas se asocian a la reducción de calorías consumidas por los participantes del estudio, no al tipo de calorías que consumieron.

No hay combinación más saludable que comer menos y moverse más. Y yo creo que tampoco nos hacen falta muchos estudios para saber que esto es cierto ;-).  Otros aspectos como el ayuno intermitente y dormir bien te ayudarán también.

No hace falta de decir que si aparte de comer menos también comes mejor pues doble premio. Y espero que en este punto te haya quedado claro que comer mejor no implica dejar de comer grasa (¡ni todo lo contrario!).

Únete a la comunidad Familia Sana. ¿Te animas a vivir mejor?

Únete a la comunidad Familia Sana. ¿Te animas a vivir mejor?

Bienvenido, ya eres uno de los nuestros!

Pin It on Pinterest

Share This